Páginas vistas en total

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Hoy invito a…



Máximo Higuera (Villanueva de Córdoba, 1953). 
Actualmente vive, lee y edita sus colecciones en Trifaldi (Madrid). Traductor del francés, su última colección de poesía lleva el título de Ay del Seis.



DE LA CALLE DE ALCALÁ AL AVISPERO GRANADINO.
     Cuando paso por el número 96 de la calle Alcalá de Madrid, miro siempre un poco sobrecogido hacia las ventanas del séptimo y último piso. De allí salió Federico García Lorca la tarde del 13 de julio de 1936. No solo no volvería a pisar Madrid, sino que moriría asesinado en Granada apenas un mes después de esa fecha. Le imagino recogiendo apresuradamente una partitura, o el manuscrito del PÚBLICO, cuya versión definitiva ha estado leyendo a algunos amigos. Esa tarde le acompaña a la estación de Atocha Rafael Martínez Nadal, a quien había dicho: “Está decidido. Me voy a Granada y sea lo que Dios quiera”, y también días antes: “Hay visos de tormenta y me voy a mi casa, donde no me alcancen los rayos”. ¡Pobre! ¡Huyendo de la tormenta de la capital fue a dar en el infierno de odios locales de Granada! La luz crepuscular sobre estas ventanas recuerdan el peor rasgo de un país fratricida. 





 



No hay comentarios:

Publicar un comentario